Acuaterapia contra el paso del tiempo

Acuaterapia contra el paso del tiempo

Un grupo de enfermeras del Centro de Salud de Las Alcaravaneras participa de forma activa en la puesta en marcha de una actividad de Acuaterapia destinada a la mejora física y psíquica de los usuarios mayores de sesenta años del centro de Atención Primaria capitalino. Las tres enfermeras que en estos momentos coordinan esta actividad en las piscinas Julio Navarro y en el Club Natación Metropole son Encarna Caro Martín, Paqui Giménez Lorenzo y Olimpia Perdomo Bethencourt. Todas ellas, supervisadas por el médico Matías Marrero, que es quien tuvo la idea de poner en marcha esta iniciativa, llevan a cabo un novedoso programa que ha contribuido enormemente a la mejora de decenas pacientes.

Encarna Caro recuerda que también han participado activamente en este proyecto las enfermeras Jeannette Calderón y Ángela Ramos. “Entre todas- explica Encarna- hemos conseguido una gran mejoría de los mayores de la zona que ya no acuden tanto al Centro de Salud o han visto reducido el uso de los medicamentos y de muchos de los achaques que padecían”. El proyecto de Acuaterapia se engloba dentro del Programa de Actividades Comunitarias de Atención Primaria (PACAP), y consiste, entre otras cosas, en desarrollar una actividad deportiva de una hora de duración (dos días por semana en grupo de 25 personas) con ejercicios de relajación y actividad de Aquarobic en piscina climatizada. “Pero al mismo tiempo- explican Paqui Giménez y Olimpia Perdomo- llevamos a cabo actividades lúdicas y culturales como han sido las visitas realizadas a la Cueva Pintada de Gáldar, a la Finca de Osorio en Teror o al caso histórico de Agüimes”.
Sólo hace falta acercarte a alguno de los mayores que participan en la actividad que supervisan Encarna, Paqui y Olimpia para darte cuenta de su importancia y del beneficio que les está haciendo a quienes apuestan cada día por salir de sus casas y darle una nueva oportunidad al nuevo día desde el deporte y el acercamiento amistoso entre quienes forman del grupo. Pocos minutos antes de que empezaran los ejercicios físicos de calentamiento que marcaba la monitora de la piscina Julio Navarro pudimos hablar con alguno de ellos. Nos acercamos de forma azarosa, pero la respuesta fue unánime a la hora de destacar las bondades de esta actividad y todo lo bueno que les está reportando en su salud física, y, sobre todo, psíquica.
Olga Espino, de 65 años, dice que la Acuaterapia le sienta “de primera, y que se le han quitado los dolores en los hombros y en las muñecas que venía padeciendo. Esto no lo dejo por nada del mundo, y encima he adelgazado y me siento mucho más fuerte”.
Por su parte, Sinforosa Jiménez asegura que es algo formidable, y para refrendar su calificativo nos cuenta que cuando llegó hace un año y medio venía muy mal, “con la pierna tiesa y caminando con muletas, y ahora, ya me ve, camino sin ningún problema”. El marido de Sinforosa, José Montesdeoca, que también participa en la actividad, refrenda todo lo que dice su esposa, y además añade que anímicamente ha dado un cambio radical. “Aquí das cuatro saltos en la piscina-indica- y te cambia todo por completo”.
Tampoco escatima elogios, Gloria Domínguez, que ha participado en las sesiones de Acuaterapia desde hace tres años. “Esto-explica- es algo muy grande, muy beneficioso y muy importante para todo nosotros, no sólo por el tema físico, sino también por la amistad y por el ambiente que se crea cuando coincidimos todos en la piscina”.
Alejandro García, que cuando organizan excursiones se convierte siempre en el guía del grupo, destaca el papel de las enfermeras y las monitoras, y es de lo que afirma que el cuerpo le cambia, “y además ya no estás todo el día sentado en el sillón sin moverte, esto es salud, y uno se encuentra realmente bien después de cada sesión”. En la misma línea se manifiesta Ismael Domínguez, que también lleva tres años participando en estas actividades acuáticas, “sobre todo porque esto no es sólo para el cuerpo y los distintos dolores físicos que puedas tener: aquí lo que importa es que olvidas todos los problemas que tienes en la cabeza y que te olvidas de todos los problemas”.
La opinión de los usuarios se corresponde con las conclusiones que han ido obteniendo los responsables del proyecto. Desde el punto de vista de la Enfermería, Paqui Giménez, Olimpia Perdomo y Encarna Caro, destacan los grandes beneficios que ha tenido esta actividad en la puesta en forma, la mejora psíquica y el aumento de la autoestima de los usuarios mayores de sesenta años que han ido participando en estas tres ediciones.