El Colegio de Enfermería presenta una querella por un presunto delito de intrusismo

El Colegio de Enfermería presenta una querella por un presunto delito de intrusismo

El Colegio de Enfermería de Las Palmas presenta una querella criminal por un presunto delito de intrusismo y falsificación de documentos contra un ciudadano, identificado con las iniciales F.J.M.H., que trabajaba como enfermero después de que presuntamente hubiera falsificado la titulación académica y el certificado oficial de colegiación que le avalaba para desarrollar su profesión.

Según fuentes del Colegio de Enfermería de Las Palmas, el denunciado, con residencia en Gran Canaria, ha venido trabajando para distintas empresas del sector sanitario como enfermero tras haber manipulado un certificado de colegiación utilizando el número de colegiación de una enfermera colegiada. El Colegio, al tener conocimiento de los hechos, comprobó que F.J.M.H. no se encuentra colegiado en nuestra provincia, lo que contraviene el requisito legal imprescindible para ejercer, como era el caso, la Enfermería en el ámbito de la sanidad privada.

Al mismo tiempo, según estas mismas fuentes colegiales, el Colegio, tras acceder a la documentación presentada por F.J.M.H. en la empresa en la que venía desarrollando su trabajo como enfermero, descubrió indicios razonables de falsificación en el título universitario y en el referido certificado de colegiación, en este último caso usurpando la identidad y el número de registro de un enfermero legalmente colegiado.

La presidenta del Colegio de Enfermería de Las Palmas, Tensy Calero, recordó el importante papel que juegan las entidades colegiales sanitarias a la hora de luchar contra el intrusismo y de garantizar la capacitación profesional y académica de quien cuida y atiende a los pacientes. Calero recordó que “el Colegio, además de tener el deber de defender el interés de los profesionales, ha de colaborar para garantizar la seguridad de los ciudadanos en la atención sanitaria”.

Desde el Colegio de Enfermería de Las Palmas no se quiere provocar una alarma social con lo que ha sucedido con este ciudadano que supuestamente ha falsificado la documentación y ha estado trabajando como enfermero, “pero tampoco -asegura Tensy Calero- nos podemos quedar cruzados de brazos ante un hecho que pone en serio peligro la vida de quien tenga la desgracia de caer en manos de individuos que, de confirmarse judicialmente la suplantación, no están capacitados para llevar a cabo la labor que realizan”.

Desde el Colegio de Enfermería de Las Palmas se recuerda que, tal como recoge  la Ley 44/2003, de 21 de noviembre de Ordenación de las Profesiones Sanitarias, en su artículo 2.1 “son profesiones sanitarias, tituladas y reguladas, aquellas cuya formación pregraduada o especializada se dirige específica y fundamentalmente a dotar a los interesados de los conocimientos, habilidades y actitudes propias de la atención de salud, y que están organizadas en colegios profesionales oficialmente reconocidos por los poderes públicos”.